Diferentes tipos de blanqueamiento dental

Hoy en día, las apariencias son igual de importantes que siempre, o incluso más. Ya sea para causar una buena impresión en el trabajo o a la hora de encontrar pareja, no cabe duda de que la mayoría de la gente le da una gran importancia a la imagen externa. Por eso, poco a poco han ido proliferando los tratamientos de estética dental, que buscan hacer de la sonrisa y, por ende, la cara una tarjeta de visita perfecta para conquistar a primera vista.

En ese sentido, la tecnología continúa avanzando a pasos agigantados y cada vez existe una mayor oferta (y demanda) de tratamientos dentales. Los precios pueden variar desde muy asequibles a desorbitados, dependiendo de cuál sea el grado de intervención que se quiera realizar. La ortodoncia invisible, el blanqueamiento dientes o la endodoncia son algunos de los procedimientos por los que pasan los pacientes para mejorar diferentes aspectos de salud y estética dental que les afectan a su vida diaria.

Cómo blanquearse los dientes

Hay diferentes tipos de blanqueamiento porque hay diferentes condiciones en que los dientes se tornan amarillos. Para todos, el amarillamiento de los dientes es una parte normal del envejecimiento. Nuestro pelo se vuelve gris y nuestros dientes amarillos. Es la parte interna del diente llamada dentina -no el esmalte exterior- la que amarillea. A medida que los dientes se reparan a sí mismos, la nueva dentina se vuelve más oscura, y el esmalte se vuelve más delgado debido al desgaste, y cosas como rechinar los dientes o ácidos de los alimentos que consumes pueden adelgazar el esmalte antes, haciendo que los dientes se tornen amarillos más pronto. El color de la dentina se refleja a través del esmalte como un prisma, haciendo que el diente luzca amarillo.

  • Blanqueamiento intrínseco: “se refiere al blanqueamiento de la parte interna del diente, que absorbe el gel de peróxido de hidrógeno (también llamado gel blanqueador o blanqueador) y se vuelve más ligero. Cuando la parte interna del diente se blanquea, el color que se refleja a través del esmalte exterior de sus dientes es más claro, haciéndolos parecer más blancos y brillantes, reflejándose a través del esmalte como un prisma. Contrariamente a lo que usted podría haber pensado, la lejía aligera el tejido interno del diente, no el esmalte duro y externo.

  • Blanqueamiento extrínseco: La eliminación de manchas en el esmalte (la parte externa del diente) se denomina blanqueamiento extrínseco. Las manchas dejadas por el humo, el vino, el té y el café se quitan fácilmente con un pulidor por su higienista en la limpieza de los dientes o con pasta de dientes pulidora y blanqueadora, que discutiremos en un momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *